MEDITACIONES DE RECUPERACIÓN
Un Día a la Vez


RECUPERACIÓN, UNIDAD, SERVICIO

(Esta fue una presentación leída en la apertura de la V Reunión Mundial de Servicio AA,
efectuada en Helsinki, Finlandia, durante los días 5, 6 y 7 de 1978).

RECUPERACION

A diferencia de aquellos cuerpos siderales, para nuestra condición no existía una salida. El mensaje salvador de A.A. llegó a nosotros. Y el pequeño universo que nos confinaba comenzó a expandirse nuevamente. Comenzamos a desenredar nuestra imaginación, la mente y la buena voluntad. Estábamos listos para vivir y dejar vivir. La vida espiritual renació. Encontramos armonía con nosotros mismos, con nuestros hermanos y con Dios. Y llamamos a eso recuperación.

¿Qué significado tiene entonces RECUPERACIÓN para mí?

No es un resultado duradero, sino una mejora permanente.

No es la perfección, sino la búsqueda de ella.

No es un estado de letargo, sino un estado de alerta.

Es darse cuenta que hay un lugar para nosotros en el mundo.

Es reconocer que solos no podemos hacer nada, pero con la ayuda de Dios podemos lograrlo todo.

Es estar seguro que podemos andar el camino, aun cuando «hacemos nuestro camino cuando andamos».

Es vivir hoy como desearíamos haber vivido ayer, y como deseamos vivir mañana.

Es saber que nuestra jornada tiene un significado, una razón para ser.

Es un constante despertar espiritual.

Y, sobre todo, recuperación es una fe que trabaja.


UNIDAD

Los alcohólicos hemos ya sufrido bastante de la violencia que un enemigo poderoso decretó sobre nosotros. «No deseamos pelear contra nadie, ni siquiera contra el alcohol». Hemos soportado nuestra enfermedad física, mental y moralmente hemos sido el campo de batalla de nuestras emociones. Vimos las lágrimas en los ojos de nuestras madres, esposas e hijos. Cuando despertamos a la realidad, nos encontramos en medio de las ruinas de una vida destrozada, de una moralidad destruida y de una dignidad aplastada.

Sin embargo, por la Gracia de Dios, hemos sobrevivido al unirnos a una sociedad de iguales. Nos hemos dado cuenta que en los lazos del amor de nuestros compañeros alcohólicos podíamos encontrar el apoyo, la comprensión y el estimulo del cual siempre carecimos. Encontramos a nuestros hermanos. Su experiencia similar nos proveyó con el puente que deberíamos cruzar para llegar a tierra firme. Y comprendimos también que los necesitábamos tanto como ellos a nosotros. Fue necesario crear un ambiente armónico de manera que todos pudiéramos sobrevivir unidos.

¿Qué significado tiene entonces UNIDAD para mí?

No es una monotonía, sino una sinfonía para voces individuales.

No es una identidad absoluta, sino una aceptación permanente.

No es una ley compacta, sino una mezcla de opiniones diversas.

Es saber que nuestro hermano alcohólico tiene el mismo derecho que nosotros a la vida, a la felicidad y a la paz.

Es sentir que la palabra «nosotros» es primero que la palabra «yo».

Es admitir que todos somos iguales enfrente de Dios.

Es aceptar que diferentes caminos nos podrán llevar hacia nuestro destino final.

Es deshacernos de nuestro orgullo, de tal manera que no nos sentimos superiores o inferiores a nuestros compañeros.

Es el no hacer a nuestro prójimo lo que no deseamos que se nos hiciese a nosotros.

Y, sobre todo, unidad es una humildad que trabaja.


SERVICIO

Era injusto dejar que los frutos que habíamos cosechado se pudriesen en el granero de la apatía. Y tuvimos que unirnos al servicio.

¿Qué significa entonces el SERVICIO para mí?

No es altruismo, sino una necesidad de supervivencia.

No es caridad, sino una expresión de gratitud.

Es la responsabilidad de extender la mano al hermano que se está ahogando.

Es reconocer que al entregarnos a otros, encontraremos nuestras propias almas.

Es darnos cuenta de que los dones personales carecen de valor, a menos que los usemos para ayudar a otros.

Es saber que quien da más, es quien recibe más.

Compartir, es devolver a nuestro compañero alcohólico la sobriedad que nos fue conferida.

Es el trabajar para que otros tengan un lugar permanente en el nuevo mundo que hemos descubierto.

Es recordar las palabras dichas por Bill W.: «debemos llevar el mensaje de A.A.; de lo contrario, nosotros mismos podemos caer en decadencia y aquellos a quienes no se les haya dado la verdad podrían morir».

Y, sobre todo, servicio es un amor que trabaja.

Amor desinteresado, paciente, tolerante y anónimo. Amor que no tiene una etiqueta de precio. Amor que no tiene envidia, que lo soporta todo, que lo espera todo y que lo sobrelleva todo.



Contribución Gema


Índice Meditaciones
Contacto
Inscribirte en nuestro grupo
Reuniones Online
Los 12 Pasos
Las Promesas
Índice Meditaciones (inglés)
Página Principal de EspañaOA



© Copyright 2010 THE RECOVERY GROUP All rights reserved