MEDITACIONES DE RECUPERACIÓN
Un Día a la Vez


NATURALEZA

"La naturaleza nunca nos engaña, somos nosotros los que engañamos a la naturaleza."
Jean Jacques Rousseau

La naturaleza no me hizo una comedora compulsiva. Mi sentido del hambre era como el de los demás: me dice cuándo debo alimentarme para sobrevivir. Cuando empecé a comer para satisfacer el hambre emocional, este simple mecanismo se descompuso y siguió así hasta que conseguí la abstinencia en Comedores Compulsivos Anónimos (OA). La ironía de comer compulsivamente es que elimina el hambre, pero intensifica el deseo.

Hoy, vivo como la naturaleza pretendía que viviera: como la comida que necesito, con todo el placer, la alegría y la libertad que Dios quiere que tenga.

Un día a la vez…
Los comedores normales pueden en algunas ocasiones permitirse comer para satisfacer otras necesidades que no sea el hambre, pero yo me estoy absteniendo de usar la comida de esa forma.



Contribución Laura


Índice Meditaciones
Contacto
Inscribirte en nuestro grupo
Reuniones Online
Los 12 Pasos
Las Promesas
Índice Meditaciones (inglés)
Página Principal de EspañaOA



© Copyright 2010 THE RECOVERY GROUP All rights reserved