MEDITACIONES DE RECUPERACIÓN
Un Día a la Vez


MEDITACIÓN

"Cuando estés con otros, estate con ellos de corazón.
Pero cuando estés contigo mismo, permanece solo con Dios."
Paramahansa Yogananda

Cuando le rezo al Dios de mi entendimiento, soy capaz de compartir mis pensamientos, de ventilar mis sentimientos y de expresar mi gratitud. Pero no es suficiente solo hablar con Dios. También necesito escucharlo. Ahí es donde entra la meditación.

Algunas veces elijo un pasaje de la literatura para meditar sobre él. Leo el pasaje, y después me siento calladamente y permito a mi Poder Superior que me ayude a hacer la conexión entre lo que leo y lo que estoy viviendo.

Otras veces, elijo una palabra o una frase, como “amor” o “paz” y la repito una y otra vez en mi mente. Me permito alinearme con el sentimiento de esa palabra.

Puede ser que visualice un lugar sereno y mentalmente voy a él, a descansar y a reagruparme de las presiones del día.

A veces también me siento plácidamente en silencio. Escucho cómo la respiración entra y sale por mi cuerpo y permito a mi Poder Superior que le hable a mi corazón.

Sin importar qué práctica de meditación seleccione, lo importante para mí es hacerlo con fe, cada día, y entregarme por completo a ello. Me imagino que si Dios puede darse a mí, yo también puedo dar un poco de mí mismo a los que me han bendecido con este programa.

Un día a la vez…
Pasaré un tiempo a solas en silencio con mi Poder Superior y escucharé a esa quieta y pequeña voz dentro de mí.

~ Jeff

Contribución Haydee


Índice Meditaciones
Contacto
Inscribirte en nuestro grupo
Reuniones Online
Los 12 Pasos
Las Promesas
Índice Meditaciones (inglés)
Página Principal de EspañaOA



© Copyright 2010 THE RECOVERY GROUP All rights reserved